Blue Flower

 

 

                                                                           

    

 

"PREPAREN EL CAMINO DEL SEÑOR"

 

 
Mis Queridos Hermanos:

Juan, a quien envoi Dios para preparar a todos a reci­ bir a Jesús, anuncia: "alguien viene detrás de mí, a quien no soy digno de desatarle las correas de sus san­ dalias". El Bautista, corno dice san Gregorio Magno: "Negó clararnente lo que no era, pero no negó lo que era"; un instrumento de Dios para ayudar a todos a encontrarse con él.

Pensemos cuántos han sido "juanes" para nosotros; quizá mamá, papá, los abuelos, algún pariente o amigo, la catequista, una religiosa, un seminarista, un sacerdote ... personas que, cuando teníamos el corazón destrozado y estábamos prisioneros de la soledad, el sinsentido o la desesperanza, nos invitaron a acercarnos a Dios para ex­ perimentar su amor que, como dice la Virgen María: "colma de bienes a los hambrientos"

¿Y saben qué? También nosotros podemos ser "juanes" para los demás. Por eso san Pablo aconseja: "No irnpidan la acción del Espíritu Santo, ni desprecien el don de profecía". Hay tantos que sufren pobreza, material o espiritual. Tantos con el corazón quebrantado por la soledad, la injusticiá.

 

 

 

II DOMINGO DE ADVIENTO

 

el abandono o el dolor de no saber qué fue de un pari­ ente desaparecido o que rnurió victima de la violencia. Tantos cautivos del egoísmo, la superficialidad, las pasiones, el consumisrno, la moda, la conupción y la v iolencia.

¿Qué hacer? ¿Quejamos? ¿Olvidarnos de que somos cristianos y dejarnos llevar por lo que sucede? Hoy muchos lo hacen. Por eso se están preparando para una Navidad sin Navidad, poniendo adornos y corn­ prando regalos, pero olvidándose del gran festejado: Jesús, que por nosotros nace en Belén. Por eso esta­ mos como estamos.

Pero si recibimos a Jesús y vivimos como nos enseña, orando, dando gracias y eligiendo lo bueno, ayudare-mos a muchos a redescubrir que en él está la salvación; que en él, como dice el Papa, es posible encontrar la paz y la fuerza para afrontar cada día las diversas situaciones de la vida, incluso las más pe­ sadas y difíciles, sabiendo que no estamos solos, y salir adelante. 

Que Nuestra Madre, Refugio de los pecadores, nos obtenga de Dios la gracia de enderezar el camino de nuestra vida, de nuestro matrirnonio, de nuestra famil­ ia, de nuestra comunidad y de nuestra Iglesia, y nos de la fuerza para ayudar a muchos a hacerlo también, conscientes de que de eso depende el presente y el fu­ turo. 

 

 !QUE EL SEÑOR LES BENDIGA!      

 

 

 

 

                                                

  

 

 

CLASE PRE BAUTISMAL

Para los próximos Bautizos, favor de inscribirse, en la oficina parroquial o con la Señora María de los Ángeles, debe de estar registrado para poder asistir a la clase bautismo.  Es una sola clase de Bautizo. Nos reuniremos en la Rectoría (sótano) a las 4:00 PM, el sabado de 04  enero 2020. Padres y Padrinos tienen que asistir a la clase Bautismal y participar en la charla.

Por favor traiga una copia del certificado de nacimiento de la clase.

(No traiga a sus niños a la clase de Bautismo por favor)

  

 

     

AYUDA FINANCIERA PARA LA ESCUELA ST. JOHN THE EVANGELIST PARA EL CICLO ESCOLAR 2020-2021

 

La Arquidiócesis de Washington abrirá aplicaciones para ayuda financiera para el ciclo escolar 2020-2021. Empezando el uno de octubre, 2019 por medio de ADW.org; Catholic Schools; Tuition Assistance; Archidiocese Tuition Assistance Program. Cerrará el lunes 2 de diciembre para las familias ya inscritas y febrero 3 para las nuevas familias. Recomendamos que todas las familias apliquen. Sin embargo, para ser considerado para una beca la cual podría reducir el pago actual de matrícula, la aplicación es obligatoria. Si tiene alguna duda puede comunicarse con toda confianza a la Oficina de Desarrollo al - 301-868-2010 o al correo electrónico This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

 

 

 

 

                                   

 

 

 

 

 

 

 

                                                      

En el principio era el verbo, la palabra estaba con Dios y el verbo era Dios. Fue en el principio con Dios. Todas las cosas vinieron a ser a través de él, y sin él nada llegó a ser. Lo que vino a ser a través de él era vida, y esta vida era la luz de la raza humana; la luz brilla en las tinieblas y la oscuridad no ha superado lo." (San Juan Evangelista, Apóstol; Juan 1:1-5)